Me llamo Zuriñe y soy artista, vivo en Bilbao y necesito expresarme.

Nací en una Margen Izquierda gris en plena desindustrialización.

De niña veía a mi abuelo pintar, y me gustaba.

De adolescente tenía muchas percepciones, sobre mí misma y sobre el mundo que me rodeaba, y no sabía que hacer con ellas. No entendía nada. Elegí el arte como camino para ordenar esas pulsiones y entender mejor las cosas. Y no ha sido un camino fácil. Me ha costado mucho encajar todas la piezas. Pero me ha servido. Me encantaría que te pudiese servir a ti también.

De adulta pasé mucho tiempo intentando definir qué era el arte. No lo conseguí. Pero sí elegí el arte que yo quería hacer; uno que representase la vida aportando emoción y belleza.

He explorado todas las disciplinas que he podido. Porque tenía ansia de conocimiento, y porque me surgían distintas cosas que contar, y cada una de ellas necesitaba ser contada de distinta manera.

Mi trabajo persigue el sueño de otros mundos posibles, más amables, más coloridos.

Porque el Arte hace la vida mejor. O al menos, a mí me la ha hecho.